buenos hábitos

10 buenos hábitos de estudio para ayudar a su hijo a tener éxito en el año escolar

hábitos de estudio

Una vez que el brillo y la frescura del regreso a la escuela desaparecen, los estudiantes y los padres saben que es hora de ponerse a trabajar. Especialmente para los estudiantes que van a la escuela intermedia o secundaria, las tareas se vuelven más difíciles, las cargas de trabajo se vuelven más pesadas y mantenerse al frente de la curva se convierte en un desafío es necesario crear buenos hábitos.

buenos hábitos

buenos hábitos para su hijo

Como padre, puede preguntar: “¿Cuál es el ‘secreto detrás de la A’?” Si bien las habilidades de estudio efectivas pueden pasarse por alto en el camino académico, hemos visto que este es el punto de inflexión para convertir a los buenos estudiantes en excelentes estudiantes. Hemos compilado una lista de 10 buenos hábitos de estudio para su preadolescente o adolescente para ayudarlo a prepararse para un año escolar productivo y crear buenos hábitos.

Organízate

Entre la tarea, los exámenes y las actividades extracurriculares, es muy fácil que las cosas se deslicen por las grietas. Un planificador puede ayudar a su hijo a mantener todo organizado buenos hábitos organizase  . Los estudiantes deben escribir las tareas, citas y listas de tareas pendientes, luego revisar los elementos en el planificador tanto al principio como al final del día para mantenerse al día.

Conozca las expectativas

Los estudiantes no deben tener ninguna sorpresa cuando se trata de cómo y en qué serán calificados. En la escuela intermedia y secundaria, la mayoría de los maestros proporcionarán un resumen del curso o un programa de estudios, que puede servir como una guía para el semestre.  Su estudiante debe sentirse cómodo al acercarse a los maestros con preguntas sobre calificaciones y tareas en cualquier momento. Si este no es el caso, puede ser el momento para que usted, como padre o madre, participe.

Designar un área de estudio

Sí, estudiar en la cafetería local puede parecer una buena idea, pero no si hay constantemente personas que interrumpen u otras interrupciones. Incluso en casa, estudiar frente al televisor no será el mejor uso del tiempo de su hijo o hija. Ayude a su hijo brindándole un espacio tranquilo, bien iluminado y con poco tráfico para estudiar. Vaya un paso más allá e instituya una política de “bloqueo de comunicaciones” sin teléfonos celulares o redes sociales permitidos hasta que termine el trabajo escolar.

Desarrollar un plan de estudio

Lo primero es lo primero: los estudiantes deben saber cuándo se realizará una prueba, los tipos de preguntas que se incluirán y los temas que se cubrirán. A partir de ahí, su estudiante debe crear un plan de estudio y permitir suficiente tiempo para prepararse; no hay nada peor que abarrotar la noche anterior a un examen.

Puede ayudar comprando un calendario de pared y pidiéndole que asigne temas y tareas para cada día previo a una fecha de vencimiento o examen.

Establecer metas para cada sesión también es clave para el éxito. Si su hijo necesita ayuda para desarrollar un plan de estudio, ¡nuestro programa de habilidades de estudio es un gran recurso! Nuestros tutores trabajarán con su hijo para desarrollar un plan individualizado que se adapte a sus necesidades, mientras le brindan consejos de gestión de tiempo y habilidades organizativas eficaces.

Piensa positivamente

Estar en la mentalidad correcta puede hacer toda la diferencia. Anime a su hijo a pensar positivamente cuando estudie o se dirija a un examen y, por supuesto, evite los pensamientos catastróficos. Ayude a su estudiante a convertir afirmaciones negativas como, “Nunca tendré suficiente tiempo para obtener una buena calificación en este examen”, en positivas, como, “Empecé a prepararme más tarde de lo que debería, pero armé un plan de estudio integral y Poder pasar el material antes del examen “.

Crea un grupo de estudio

Trabajar en grupos puede ayudar a los estudiantes cuando tienen dificultades para entender un concepto y pueden permitirles completar las tareas más rápidamente que cuando trabajan solos. Mantenga los grupos pequeños y estructurados para garantizar el máximo beneficio para los participantes y reducir las distracciones.

Practicar la escucha activa

Es importante que los estudiantes se concentren y eviten las distracciones cuando un instructor se presenta. Algunos consejos para compartir con su hijo incluyen: trate de concentrarse en los puntos principales que se están haciendo, piense en lo que dice el orador y preste atención a cómo se dicen las cosas (gestos, tono de voz, etc.). Deben evitar hablar o pensar en problemas al escuchar. Si un maestro dice: “Esto es importante” o “Lo escribiré en la pizarra”, es muy probable que los estudiantes vean el concepto en un examen.

Revisar las estrategias para tomar exámenes

Es normal que su hijo o hija se sienta estresado al realizar un examen. Sin embargo, hay ciertas estrategias que lo ayudarán a manejar el estrés y hacer lo mejor en el examen. Primero, asegúrese de que su hijo llegue a tiempo y trate de mantenerse relajado. Los estudiantes deben asegurarse de leer todas las instrucciones en el examen y seguir el ritmo para no sentirse apresurados. Puede hacerle saber a su hijo que está bien saltarse una prueba, si está permitido, ya que puede sentirse más cómodo con ciertos temas que con otros.

Leer activamente

Es muy fácil para los estudiantes hojear un capítulo de un libro asignado y no conocer los puntos principales de lo que acaban de leer. Ayude a su alumno a practicar la lectura activa pidiéndole que tome nota de la idea principal de cada pasaje y busque palabras o conceptos desconocidos. Haga un resumen del capítulo o cree diagramas de flujo y diagramas que ayuden a delinear el concepto en cuestión. Después de cada sección, pida a los alumnos que escriban un resumen con sus propias palabras y que presenten posibles preguntas para el examen.

Mira hacia el futuro

Para algunos estudiantes, la universidad puede parecer un evento intangible en un futuro muy lejano, pero en realidad, no está tan lejos. Comenzar temprano puede ser una gran ayuda para navegar el proceso de admisión a la universidad . Asegúrese de organizarse, establezca metas con su hijo y haga chequeos regulares para evaluar el progreso.

los buenos hábitos no es algo que llega solo tienen que trabajarlo hasta lograrlo. 

Artículos Relacionado:

  • 6 app o paginas web de idiomas para aprender rápido
  • Un maestro de la memoria revela 5 formas de mantener tu cerebro afilado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *