aprender rápido

5 trucos para aprender más rápido

Maneras de aprender más eficazmente

Una persona a menudo siempre está queriendo aprender cosas nuevas, bien sea un idioma, una habilidad incluso hasta una nueva tecnología para mantenerse competitivo en su área o en sus intereses. Es por ello que para ser una persona que aprenda rápido puede ser una gran ventaja, dado que mediante la ciencia se ha demostrado que existen hasta seis diferentes maneras de aprender y retener información más rápido.

Dar lecciones a alguien más o simplemente fingir

Ultimadamente, si imaginas que tienes que enseñarle a una persona el material que deseas aprender, podrás acelerar tu aprendizaje y recordar de la mejor forma lo que se quiere aprender. los enfoques de aprendizajes más efectivos que los de un simple estudio para aprobar una prueba.

Cuando los maestros se preparan para enseñar, se tienen a buscar los puntos clave para organizarlos en una estructura que sea coherente, ya que los resultados que se sugieren es que los estudiantes también recurran a este tipo de opciones para tener un aprendizaje optimo cuando esperan enseñar.

Aprender en temporales rachas de tiempo

Para aprender nuevo material, los expertos del Centro para el Éxito Académico de la Universidad Estatal de Louisiana, sugieren que se le sean dedicados de 30 a 50 minutos para este objetivo. Así como dicen también que cualquier tiempo menor a los 30 minutos no son suficientes, pero algo mas de los 50 es demasiada información para que el cerebro pueda asimilarla al mismo tiempo, terminado el tiempo, se pueden tomar entre 5 a 10 minutos de descanso para comenzar otra sesión. Así lo indica la asistente Ellen Dunn, graduada de estrategias de aprendizaje.

También en Western Governors University, Universidad sin fines de lucro donde los estudiantes promedio obtienen una licenciatura en tan solo dos años y medio, indica que las sesiones de aprendizaje con frecuencia y con tiempos breves con mucho mejor que las contrarias que son largas e infrecuentes.

Se recomienda que se debe preparar las sesiones de micro aprendizaje, tomando notas a mano para aquellos conceptos más difíciles que trates de dominar, y cambiando la forma en las que practicas nuevas habilidades te ayudara a dominar estas más rápido, dado que nunca se sabe cuándo tendrás un tiempo intermedio para aprovechar.

Aprender

Espaciamiento metal y el poder que puedes implementar.

En una entrevista realizada a Benedict Carey, el autor de Como Aprendemos a través del The New York Times, ha dicho que aprender es como regar un césped, ya que puedes hacerlo una vez a la semana durante 90 minutos o hasta tres veces a la semana durante 30 minutos, ha dicho también que la separación del riesgo durante esa semana mantendrá el césped más verde con el tiempo, es por ello que puedes aprender más eficazmente cuando practicas el aprendizaje de forma distribuida.

El Entrevistado ha mencionado también que, para conservar el material, es mejor revisar toda la información un par de días después de haberla aprendido, ya que es una teoría que el cerebro en realidad presta menos atención durante los cortos tiempos de aprendizaje, así que repasar la información en intervalos más largos, bien sean unos días o una semana después, en lugar de una sucesión rápida, puede repercutir más fuerte al cerebro para que conserve la información.

Tomar una siesta de estudio.

Cuando se trata de conservar lo que aprendes, el tiempo de inactividad es importante es por ello que dormir entre sesiones de estudio podrá aumentar tu memoria hasta seis meses después, así lo ha revelado una nueva investigación hecha por Psychological Science.

En un experimento realizado en Francia, a los participantes se les enseñó la traducción al suajili de 16 palabras en francés en dos sesiones. Los participantes en el grupo “vigilia” completaron la primera sesión de aprendizaje en la mañana y la segunda sesión en la tarde del mismo día, mientras que los participantes en el grupo “dormido” completaron la primera sesión en la noche, durmieron y luego completaron la segunda sesión. Sesión a la mañana siguiente. Los participantes que habían dormido entre sesiones recordaron aproximadamente 10 de las 16 palabras, en promedio, mientras que los que no habían dormido recordaron solo aproximadamente 7.5 palabras.

La científica y psicológica Stephanie Mazza, de la Universidad de Lyon, ha escrito que los resultados sugieren que entrelazar el sueño entre las sesiones donde se aprende lleva a una doble ventaja, reduciendo así el tiempo que se ha dedicado a reaprender y asegurando una retención de información a largo plazo mejor que solo la práctica. Es por ello que investigadores han sugerido que dormir después de aprender es de por si una buena estrategia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *